martes, 13 de septiembre de 2016

Estaciòn 19 de Noviembre (F.C.O.)

expr:id='"post-body-" + data:post.id' expr:itemprop='(data:blog.metaDescription ? "" : "description ") + "articleBody"'>
"La magnificencia en plena ciudad que a pesar de su impresionante tamaño pasa desapercibida a los cotidianos transeuntes Platenses. Sus paredes llenas de historias de los inicios de esta gran ciudad capital no pueden quedar en el olvido..."





Fotos: Copyright - CacciolaDesigns - Todos los derechos reservados.






El edificio está ubicado en el centro de la ciudad de La Plata, capital de la Provincia de Buenos AiresArgentina. Más precisamente en la manzana delimitada por las calles 49 y 50, 6 y 7, y cuya entrada principal esta de frente a la Plaza San Martín. Este edificio es uno de los más bellos de las época fundacional de dicha ciudad. En sus principios operó como estación ferroviaria (Estación “19 de Noviembre”) y en el presente es un centro cultural y funcionan varias dependencias del Municipio. En su planta baja se ubica el famoso salón, (de aproximadamente unos imponentes 85 metros de longitud) que se extiende desde la planta baja hasta el segundo piso acabando en un techo acristalado. En él se emplean de manera continua exposiciones, ferias, etc. Además ha sido utilizado, en varias ocasiones, como escenario de películas y comerciales.

La ciudad de La Plata fue fundada en 1882, y ya en 1883 el Ferrocarril del Oeste empezó a construir la estación ferroviaria «19 de Noviembre», diseñada por el arquitecto italiano Francesco Pinaroli con un estilo ecléctico que combinaba elementos del neorrenacimientoitaliano con una mansarda de fuerte influencia francesa. La estación fue inaugurada recién el 30 de agosto de 1887, tras haber sufrido un gran incendio que dejó al edificio sin mansarda durante sus primeras décadas, ya que luego del siniestro se decidió techarlo con una losa plana. En 1899 el ramal fue adquirido por el Ferrocarril del Sud, y a causa del gran crecimiento de la ciudad, en 1903 se decidió trasladar la estación a su actual emplazamiento en 1 y 44, un nuevo edificio inaugurado en 1906.

Hasta 1926 el edificio carecía de una función. En ese mismo año, el gobernador Luis Monteverde decide remodelar el edificio para convertirlo en un centro cultural y la Dirección de Arquitectura del Ministerio de Obras Públicas de la provincia de Buenos Aires tuvo a su cargo la remodelación y exposiciones industriales, galerías pictóricas, obras del Museo Provincial de las Bellas Artes, conciertos, festivales y hasta partidas simultáneas de ajedrez. Todas esas actividades se desarrollaron en ese espacio. El edificio adoptaría el nombre de «Pasaje Monteverde» en honor al gobernador, hasta 1930 cuando adopta el nombre del fundador de La Plata y pasa a denominarse «Pasaje Dardo Rocha».
Luego, el pasaje fue sede provisoria del Ministerio de Acción Social, de LS 11 Radio Provincia, de la Dirección de Telégrafos, Asesoría Letrada, Ministerio de Trabajo y Archivo Histórico de la Provincia. En 1944 se estableció el Correo hasta que se mudó a su nueva sede. Al quedar nuevamente vacío, el Pasaje fue ocupado para que cumpliera de manera alternada aquellas funciones para las que fue remodelado en 1928, cuando adquirió su aspecto de palacio francés.
Finalmente, después de haber sido sede de numerosas reparticiones y de albergar la Convención Constituyente, en 1994, ha ingresado al patrimonio municipal y, con la realización de importantes obras de restauración y equipamiento, se ha convertido en el gran centro cultural de La Plata.

El crecimiento de la ciudad genero la necesidad de trasladar la estación a un punto más alejado del centro cívico, hecho concretado en 1906, que dejo al edificio sin uso hasta 1926, cuando el gobernador Luis Monteverde decide remodelarlo.
Para el diseño se contrató al ingeniero Luis Pinaroli, quien proyecto el edificio a imagen de los palacios franceses, quedando a cargo de la remodelación la Dirección de Arquitectura del Ministerio de Obras Publicas de la Provincia de Buenos Aires a cargo de los arquitectos Quince y Cooke. La ejecución de la obra correspondió a los constructores N. Seminara y Cia y los trabajos finalizaron en 1928, cambiando la denominación por  “Pasaje Monteverde”, y fue destinado a la organización de exposiciones de arte.
En 1930 cambio por ultima vez su nombre pasando a llamarse “Pasaje dardo Rocha”. A partir de entonces, en sus instalaciones funcionaron varias dependencias del gobierno provincial y Radio Provincia. En 1944 se instalo el Correo Argentino, que funcionó durante cuarenta años hasta que construyo su propia sede. El edificio nuevamente fue sub ocupado con diversas dependencias, y en 1994 albergó la Convención Constituyente Provincial. Finalmente, el edificio paso a manos de la Municipalidad de La Plata, y luego de una nueva restauración, fue inaugurado como Centro Cultural en 1999.
En la actualidad el centro ofrece muestras artísticas transitorias, y en sus instalaciones funcionan el Museo de Arte Contemporáneo de La Plata, que cuenta una importante colección de artes plásticas, el Museo Gráfico y Fotográfico, un espacio destinado a muestras fotográficas y el Museo de Arte Municipal, que posee numerosas obras de artistas platenses.

La arquitectura del pasaje tiene una impronta externa derivada de la imagen de los Palacios Franceses del siglo XVII, pero su composición es típica de las casas romanas, con un patio central, en este caso cubierto, y habitaciones en todo su perímetro, con una galería perimetral articulando entre ambos espacios.
Su estructura es típica de los edificios del clasicismo, elevado en un podio, de pronunciada horizontalidad y simetría axial. La enorme dimensión del patio central le otorga una amplia funcionalidad y gran  flexibilidad de uso.
La estructura resistente combina muros portantes en las caras externas con columnas de hormigón sobre la galería perimetral al patio. El entrepiso es de bovedillas de ladrillos sobre perfiles de hierro y la cubierta de chapa en forma de mansarda acentúa las características del neoclasicismo francés.

En la imagen se ve claramente la disposicion del edificio, los trenes salian hacia Diagonal 8, lo que ahora es una avenida donde luego empalmaba en las vias de circunvalacion que rodeaban la ciudad o bien se desprendian de esta hacia el campo.


Vista total  del  magnifico edificio en la actualidad.


Vista del acceso principal al edificio frente a la plaza San Martin.



Los detalles detacables de los soportes delos techos forjados en acero son increibles.


El antiguo reloj aun se conserva y es testigo silencioso al paso de los transeúntes de la ciudad.


Todavia existen los accesos laterales a las fachadas y puertas principales de los pasajeros.


Esta es la entrada lateral sobre la Avenida 7, muy transitada en la actualidad.


Otro punto de vista del antiguo acceso a los andenes y boleterias sobre la Avenida 7.


El imponente acceso principal que aun esta habilitado para el ingreso, sobre la calle 50 y frente a la plaza San Martin. Este acceso daba el ingreso a las boleteria generales, salas de telegrafo y oficinas en planta alta y los andenes en planta baja.


Vista de la planta alta y sus bellisimos detalles arquitectonicos por sobre la entrada principal.


El magnifico diseño de los techos en lo que fue la sala principal de boleterias y acceso general de pasajeros.


Vamos a destacar el cafe que se encuentra dentro del antiguo edificio ferroviario en la esquina de las calles 6 y 49, el mismo presenta muy buena conservacion de la mamposteria y las columnas originales del edificio.



El interior del cafe aunque ciertos aspectos son algo modernos, las pesadas puertas de hierro y sus columnas todavian inspiran y nos transportan a epocas de esplendor de La Plata.






Los pasajes que rodean la estacion estan a nivel elevado con respecto a las veredas y forman un paseo ademas del acceso que daba el ingreso a los pasajeros de los trenes.



La pesadas puertas aun muestra sus trabajos forjados en hierro y bronce, le dan fortaleza a sus entradas.


Las ultimas farolas que dieron iluminacion a los accesos de la estacion todavia se conservan en muy buenas condiciones.


Historica fotografia de la Estación "19 de Noviembre" inaugurada en 1887, sin su mansarda por un incendio.


Una de las imágenes más conocidas de la estación "19 de Noviembre", la primera estación La Plata construida por el Ferrocarril del Oeste cuando era administrado por el Estado de la Provincia de Buenos Aires.


Una toma más alejada del edificio principal nos deja ver gran parte de las instalaciones ferroviairas circundantes al edificio principales, cortes de vagones de carga ubicados en la playa aledaña. 


Historica fotografia del edificio de la estacion cuando La Plata era solo un pueblo pequeño y este era el unico edificio mas grande de la localidad, muy poco despues de haberse inaugurado.


En esta antigua fotografia se ve claramente parte del techo de los andenes y los pilares que dividian la zona de ingreso de locomotoras y la calle empedrada exterior.


Vista total del edificio con la Plaza San Martin al frente.


Vista del Pasaje en construcción durante junio de 1884, desde la esquina de 7 y 48. 


Este era el aspecto que tenía antes del incendio que destruiría el techo. La foto tomada desde la diagonal donde partian los trenes, hoy avenida 8.


En esta antigua imagen se ve claramente donde salian las formaciones protegidas por grandes pilares y rejas hoy desaparecidos.


Vista de las locomotoras y formaciones a vapor que ingresaban y circulaban en el predio.


Ahora en el interior, las columnas, las largas galerias que conservan sus pisos es hoy una gran muestra de arte local donde ingresan decenas de personas por dia.
Estas galerias eran parte del acceso y anden antes de tomar los trenes.


Lo que fueron andenes hoy esta cubierto de mosaicos negros y blancos lleno de esculturas. Aqui ingresaban las formaciones para abordarlas de pasajeros.


Este techo que sabemos no es el original, el antiguo era un gran tinglado que poseia aberturas para que el humo del vapor de las locomotoras no se acumulara en el edificio, que se incendio junto a parte del edificio y fue reemplazado por este de material.


Vista total del lugar donde ingresaban las formaciones, la ubicacion del fotografo determina como ingresaban las locomotoras.


Este era el ingreso lateral a la estacion y el hall de boleterias.


Las salas que fueron oficinas y telegrafos en planta baja hoy son salara de arte rotativas.


Detalle de las decenas de columnas que sostienen la planta alta que fueron parte de las oficinas en planta baja.



Muchas salas aun conservan los viejos picaportes y carpinteria original de lo que fueron las oficinas en planta baja.



En esta fotografia vemos claramente como la sala de ingreso a boleteria se conecta con lo que fueron los andenes.



Detalle de los techos originales en las salas de ingreso.



En lugares ocultos, muchas veces cerrados por puertas de ingreso, estan los acceso a la planta alta con escaleras que merecen una atencion especial, por su belleza particular y los materiales utilizados.






Los trabajos en hierro y madera en las escalera son sobresalientes, cabe aclara que datan de los inicios de la construccion de la estacion.



Ya ubicados en la planta alta el impacto visual es sobresaliente.


Todas las oficinas que ocupan la planta alta aun conservan las puertas originales de madera aunque muchos picaportes han sido robados o sacados de uso al paso del tiempo.




Detalles bellisimos que coronan los accesos que hoy muchas de estas antiguas oficinas son utilizadas para diversas actividades culturales y talleres.


Vista total de lo que fueron los andenes y entrada de formaciones a vapor desde planta alta.


Pasillos y galerias que invitan a entrar en un mundo de nostalgia e historia.




En planta alta, este es el antiguo acceso a los baños que solo eran utilizados por el personal de oficina de la estacion, se ve claramente las bocas de respiracion para los malos olores.



Los detalles que coronas varias columnas de tamaños gigantezcos nos remontan a los mas puros estilos italianizantes con figuras o simbolos romanos.




Detalles complejos de los techos y las columnas de las galerias superiores, de marcado diseño romanico.


Desde planta alta en una de las salas nos encontramos con una imponente escalinata de varios niveles que debajo con lleva al ingreso general de la fachada de la estacion y boleterias. La misma esta construida integramente en marmol.
Al fondo de la imagen la escalera que nos lleva a lo que fueron las oficinas del jefe de estacion en el segundo piso.



Los detalles en los pisos y las diferentes clases de marmoles son impactantes.


Acceso a ascensores, habilitados.


Detalle del acceso a mas oficinas y baños en el entrepiso, antes utilizados por personal de corro y telegrafo.





Detalles de la escalera que da ingreso al piso mas alto del edificio.



Los detalles y los materiales utilizadols en la construccion de esta escalera son sobresalientes.


Ya en el segundo piso, a la derecha el acceso a un pequeño balcon y al fondo los ascensores que muchos tiempo despues se colocaron, no originales del edificio.


Al fondo y a la izqquierda el acceso a los pasillos y las oficinas que fueron para personal jerarquico y de uso para el jefe de estacion. Desde aqui se administraba toda la linea.


Bajando por las grandes escalinatas de marmol, las mas grandes del edificio, las mismas nos llevan al ingreso de la estacion y hall.



En la entrada del hall esta esta maqueta que representa la epoca de esplendor del edificio ferroviario y para darnos cuenta como estaban dispuestas cada una de las entradas y por donde ingresaban los trenes. La misma fue creada en base a muy antiguas fotografias mas arriba descriptas.


Vista de la cantidad de galpones de carga y talleres que estaban ubicados en un lateral, holy desaparecidos.


El sentido y la salida de las vias es claro, en la actualidad su sentido es la Diagonal 8 en la ciudad que si nols fijamos bien, es la que termina en la estacion La Plata del F.C.S.


Acceso principal  frente a la Plaza San Martin.




La estación que construyó el Ferrocarril Oeste (cuanto todavía era una empresa de capital de la provincia de Buenos Aires y no una empresa inglesa) en la ciudad de La Plata. Actualmente ese edificio es el pasaje Dardo Rocha que todos los platenses y turistas en la ciudad conocen bien.
En ese edificio funcionó la estación principal de la ciudad de La Plata desde la inauguración de la misma hasta que el FC Sud tomó control de la línea y construyó el nuevo edificio en la intersección de 1 y 44. Cuando este último fue inaugurado, la antigua estación fue desafectada y posteriormente el tramo de vías que la conectaba con 1 y 44 definitivamente levantado. La inauguración del edificio del FCS no implicó solamente un cambio de estación sino una nueva distribución de vías para conectar Tolosa, la estación principal, las vías al Puerto de La Plata y la continuación hacia Circunvalación. Esa nueva distribución tenía por propósito principal mejorar las maniobras y conexiones y también evitar que la circulación de los trenes entorpeciera el tránsito de las calles del centro platense.
El nombre original de la estación construida por el Ferrocarril Oeste, fue "19 de Noviembre" en alusión clara a la fecha de inauguración de la Capital provincial. Como veremos en las imágenes era un edificio de grandes proporciones, acorde al nuevo estilo que caracterizaba a todas las construccciones de la nueva capital. 

Surgido como estación ferroviaria, trocó varias veces de destino. En dos procesos análogos de abandono y deterioro, el Pasaje Dardo Rocha fue restaurado con un mismo fin, ser sede de un centro cultural.
Cuando la ciudad de La Plata fue fundada hacia fines de 1882, demandó la necesidad de establecer una comunicación con la ciudad de Buenos Aires. Consecuentemente, en 1883 se comienza a construir la estación ferroviaria "19 de Noviembre". El 23 de enero de 1987 un gran incendio azotó a la estructura y casi la destruye por completo. Cuenta la historia, que fueron los vecinos los que se organizaron para combatir el fuego y que fue el ingeniero Pedro Benoit quién se encargó de dirigir la hazaña. Pocos meses después, en agosto, quedó inaugurada la primera terminal del Ferrocarril Oeste, día en que la histórica locomotora “La Porteña”, al frente de un expreso conformado por seis vagones, viajó hasta los talleres de Tolosa, que también se inauguraban en esa fecha.
El proyecto fue realizado por el ingeniero italiano Francesco Pinaroli. El edificio ocupaba la manzana contigua a la playa de maniobras. Con el paso del tiempo y el crecimiento de la ciudad, la ubicación céntrica fue provocando inconvenientes. Para hacer frente a esta situación, en 1903 se decidió trasladar la estación. Finalmente, en 1906 se mudó a su actual emplazamiento en la Avenida 1 y diagonal 80.
Una vez desafectado el edificio de la estación “19 de Noviembre”, que miraba con soberbia arquitectónica a la entonces plaza de la Legislatura, luego denominada Primera Junta y hoy conocida como Plaza San Martín, no tuvo un destino hasta 1926. En aquel año el gobernador Luis Monteverde decidió remodelar el edificio para convertirlo en un centro cultural. Los planos, del año 1926, llevan la firma de los arquitectos Cooke y Quincke, que le otorgaron un estilo clasicista francés, caracterizado por su techo mansarda, el que apareció en Francia en el siglo XVII, el cual se caracteriza por los ventanales y la pronunciada pendiente. El proyecto, que circunscribía la edificación a la manzana delimitadas por las calles 49 y 50, 6 y 7, corrió por cuenta de la Dirección de Arquitectura del Ministerio de Obras Públicas y una vez terminado, se convirtió en el primer centro de exposiciones permanentes de Sudamérica.
El edificio adquirió el nombre de Pasaje Monteverde, en honor al gobernador que promovió su remodelación. Pero 1930, adoptó el nombre del fundador de ciudad, pasando a denominarse Palacio Rocha y, poco después, Pasaje Dardo Rocha. Ideado para albergar salas de conciertos, pequeños teatros y un gran vestíbulo central de exposiciones; amparó exposiciones industriales, galerías pictóricas, conciertos festivales y hasta partidas simultáneas de ajedrez. Luego, el Pasaje supo ser sede provisoria del Ministerio de Acción Social, de LS 11 Radio Provincia, de la Dirección de Telégrafos, de la Asesoría Letrada, del Ministerio de Trabajo y del Archivo Histórico de la Provincia. En 1944 fue facilitado por seis meses el hall central al Correo, pero permaneció en el lugar por casi 40 años. Al quedar nuevamente vacío, el edificio volvió a la incertidumbre.
En 1982, fue renovado para albergar la cena de gala con que se festejó el centenario de la ciudad y años más tarde la Convención Constituyente. En 1994 ingresó al patrimonio municipal, experimentando importantes obras de restauración y equipamiento, transformándose así en el Centro Cultural Pasaje Dardo Rocha.
El 10 de septiembre de 1999 queda inaugurado el Museo de Arte Contemporáneo Latinoamericano (MACLA). Previamente, el pasaje debió someterse a diversas obras, conformes con las normas internacionales, experimentando una restauración de suelos, columnas, aperturas de vanos. Se trabajó la iluminación, generando que la luz natural inunde las galerías, creando el clima de serenidad necesario para todo tipo de acercamiento a un hecho estético. Las cortinas que enmarcan los ventanales exteriores permiten filtrar la luz, logrando dentro de una leve opacidad, visualizar el exterior hacia la calle. Esta intromisión externa otorga un espacio virtual, dinámico y alegre que anula lo se suele llamar “síndrome museístico”, el cansancio psíquico y visual.
Un severo estudio arquitectónico reparó en la preservación de la imagen arquitectónica externa, en el reciclaje de los espacios internos, conjugando las resonancias espaciales entre las galerías y la luz continua del blanco de las columnas, logrando crear un espacio dinámico y sensible. La puesta en valor y recuperación del Pasaje Dardo Rocha ha significado para la ciudad más que una restauración edilicia. El Pasaje es y será el centro donde se ubica el espíritu platense creativo y dinámico. 



No hay comentarios.:

Publicar un comentario