martes, 25 de noviembre de 2014

Estación Chepes (F.C.N.A)

expr:id='"post-body-" + data:post.id' expr:itemprop='(data:blog.metaDescription ? "" : "description ") + "articleBody"'>
"Muy cerca del desierto desolador, muy cuidada por los poladores se encuentra esta estacion centenaria que resiste al paso del tiempo..."


Fotos: Copyright - CacciolaDesigns - Todos los derechos reservados.


La Ciudad de Chepes está al sur  de la provincia de La Rioja, en Argentina, muy cerca del límite con la Provincia de San Juan, limitando por el oeste con el departamento sanjuanino de Caucete.  De hecho los  chepeños, que están lejos de la capital provincial, suelen proveerse y visitar con frecuencia la ciudad de San Juan y sus poblaciones vecinas. Los vecinos de Chepes se dedican a la ganadería de varios tipos como lo son el vacuno, mular, caballar y caprino. También hacen agricultura en zonas con buenas aguas. Los montes de la región son de quebracho y algarrobo. 

Fue forjada por el ferrocarril Central Norte (F.C.C.N.) y luego de su nacionalizacion llamado Ferrocarril General Belgrano (F.C.G.B.), inaugurada alla lejana en el tiempo en 1910.

La Vieja Estación Chepes
Nació como asentamiento de siete familias dispuestas a desafiar la aridez, falta de ríos, lluvias escasas y la fuerte exposición del sol.
Obligadas a emigrar para buscar nuevas oportunidades, provenían de la región serrana conocida como la Quebrada de los Cortez. Corría por entonces el año 1840 y los cimientos de Chepes encontraban sus primeros impulsos.
Poco a poco la zona comenzó a poblarse y prueba de ello son los planos de mensura existentes que datan de 1914 a principios del siglo XX.
La llegada del ferrocarril terminó por consolidar el asentamiento y donde éste debía detenerse se construyó una estación cuyo cartel principal daba cuenta que el viajero estaba en “Estación Chepes”.
Así, en su entorno comenzaron los asentamientos, hicieron su aparición los primeros comercios y pulperías de la época y como acto de consolidación se construyó la primera escuela (actual 255) que forjara tantas personalidades para la Provincia de La Rioja.

A partir de la llegada del ferrocarril a comienzos del siglo pasado, la gente alentada por una mejor calidad de vida sustentada en el trabajo, abandonó de a poco la villa, despoblándola y formando un nuevo Chepes, alrededor del cuadro del ferrocarril.




Panorama del predio ferroviario de Villa Chepes y su Estacion.


En cercanias de Villa Chepes, puente del ferrocarril sobre arroyos secos y un entorno desolador.


Al llegar a Chepes nos encontramos con diversas dependencias ferroviarias, o lo que quedan de ellas en pie que han sido construidas integramente en durmientes de quebracho.


La fachada principal de la Estacion, esplendida icono de conservacion de todos sus pobladores que han rescatado la historica de su localidad.


Se aprecian dependencias ppequjeñas de encomiendas, oficinas de telegrafo y las salas de espera y boleterias de izquierda a derecha. La entrada se ha creado un pequeña plaza donde es lugar de reunion de los habitantes de Chepes.


Mas dependencias que han sido modificadas y han perdido su aspecto original con el paso del tiempo tras sufrir varias usurpaciones. Las rejas originales todavia en pie de durmientes de ferrocarril.



Yelpe, es el apellido de un aborigen Gonzalo Yelpe, de la encomienda de Ana Jufré y sujeto al cacique Ulio, y en seguida aclara que si bien la Y es intercambiable con la CH, como Yome que también se dice Chome, tendremos que Yelpe daría Chelpe o Chepe muy fácilmente y concluye diciendo “En Araucano Che, es gente y Peñil, amigo, de manera que se deduce que Chepes, es igual a “Gente Amiga”.
Según consta en documentos, el Gobernador de la Provincia de la Rioja, el español Félix Archi, el 18 de agosto de 1720 puso en posesión de las tierras a Antonio Reinoso i Tello, quien fue el primer poblador de la zona.
Se asentó al pie de las sierras y bautizó al paraje con el nombre de Villa Nuestra Señora de la Pura y Limpia Concepción de Chepes. Allí comenzó una vida familiar, junto a su esposa e hijos, hasta que finalmente decidió radicarse en Ulapes.
Poco a poco el lugar fue poblándose, convirtiéndose en una próspera Villa, dedicada a la ganadería y a la agricultura de subsistencia.
Una de las características de la localidad, fue la devoción por la Virgen Inmaculada Concepción, cuya fe se manifestaba cada 8 de diciembre en las fiestas patronales alrededor de la Plaza, procesión que luego incluyó a Chepes, cuando el emplazamiento del Ferrocarril Gral. Belgrano desplazó la población 9 km. hacia el sur.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario