miércoles, 30 de julio de 2014

Estación Sierra de la Ventana (F.C.S.)

expr:id='"post-body-" + data:post.id' expr:itemprop='(data:blog.metaDescription ? "" : "description ") + "articleBody"'>
"Intacta e impecable que instantaneamente nos remonta a sus origenes, donde el vapor dominaba, las señales de brazo, el silbato a lo lejos y el servicio del ferrocarril ingles en la zona..."


Fotos: Copyright - CacciolaDesigns - Todos los derechos reservados.


"Un arduo seguimiento a esta mitica linea nos llevo a encontrarnos con tan significativo edificio. Un incansable relevo fotografico que se ha logrado hacer a las 2:30 de la madrugada con una tranquilidad sin precedentes en todo momento, el entorno y el fotografo se han fusionado para lograr este maravilloso reporte".

La Localidad de Sierra de la Ventana se encuentra a solo 560 kms. de la Capital Federal, ubicada al sudoeste de la provincia de Buenos Aires, en el corazón del fértil valle del Sauce Grande y custodiada por las sierras mas altas de toda la provincia, constituidas por el sistema geológico de Ventania.
Fundada el 17 de enero de 1908 con el nombre de Villa Tívoli Argentino, paso a conocerse con el nombre de Sierra de la Ventana a partir de 1912.

Sierra de la ventana siguió el proceso de muchas localidades argentinas, en las que el ferrocarril dio el puntapié inicial para su desarrollo. Así, en la primera década del siglo XX, comienza a funcionar el ferrocarril del sud, con una estación en la localidad que, por su semejanza a un pueblo italiano, se denominó “Villa Tívoli Argentino” y fue fundada en 1908, en los campos del terrateniente Dietrich Meyer.

“En 1912, por disposición de la Dirección General de Correos y Telégrafos, cambió la denominación de la localidad, para solucionar un problema relacionado al destino de la correspondencia, y desde allí se adopta la denominación Sierra de la Ventana”. El nombre sin duda hace referencia al Ex Club Hotel Sierra de la Ventana, que fue construido por la misma empresa que llevó adelante las obras del ferrocarril.

Este complejo habitacional, ubicado a 19 kilómetros de la localidad (en la localidad vecina de Villa Ventana), fue el punto de reunión de destacadas personalidades a nivel nacional e internacional, convirtiéndose en un exponente de la “belle epoque” de nuestro país y brindando a la zona un toque de distinción. Con el tiempo, su estructura fue abandonada y en 1983, sufrió un incendio cuyas causas se desconocen.


En 1879 el Superior Gobierno de la Provincia de Buenos Aires vende a Don Jorge E. Catty un campo ubicado en el entonces partido de Bahía Blanca, al nordeste, sobre el Río Sauce Grande una superficie de 8000 ha.

En septiembre del mismo año el Sr. Catty vende estos campos a Don Teófilo Bordeu, quien los divide en tres lotes iguales con frente al Sauce Grande, con la finalidad de utilizar los campos para pastoreo.

Estas tierras fueron pasando por varios dueños, hasta que finalmente en 1895 los lotes pasan al poder de Don Septimio Leishman quien años más tarde, los vende a Don Dietrich Daniel Meyer.

Hacia el año 1903, se dicta un decreto por el cual se autoriza a librar el servicio público del ramal Ferrocarril del Sud, dicho recorrido comprendía Olavarría, Pringles, Bahía Blanca.

Estableciéndose así la estación Sierra de la Ventana (actual Saldungaray); un año más tarde comienza la construcción del Club Hotel de la Ventana (en cercanías de la actual Villa Ventana), lo que determinó que el tren realizara una parada previa, a la vera del Río Sauce Grande, con el objeto de bajar materiales y personal que intervendrían en dicha obra, esta parada llevó el nombre de Sauce Grande. Durante el mismo año Meyer construye en la localidad un hotel con la finalidad de dar alojamiento al personal que dirigía la construcción, dicho establecimiento lleva el nombre de Hotel Sierra de la Ventana.

En el año 1908, precisamente el 6 de agosto, se firma la escritura de venta de tierras a favor del Ferrocarril del Sud, realizada por Don Dietrich Daniel Meyer.

Don Meyer, al haber vendido en ese año al Ferrocarril del Sud lotes de tierra de su propiedad y debido a la construcción en 1904 del Hotel Sierra de la Ventana, se considera fundador de la localidad, la que denomina Villa Tívolli Argentina (su nombre se debe a la semejanza del paisaje con la antigua ciudad romana en Tívolli).

Tiempo después Don Meyer, realiza un loteo de una extensa fracción de tierra, ubicada entre los cursos del Río Sauce Grande y el arroyo San Bernardo.

Los lotes trazados suman un total de 26, que fueron vendidos a partir de 1908.

Por lo anteriormente expuesto se considera como fecha fundacional el 17 de enero de 1908, ya que en dicha fecha se realiza la venta y escrituración de tres porciones de tierra, de la Villa Tívolli Argentina, a los señores Eugh Evans Guney y Esteven D.

En 1911 queda inaugurado el Club Hotel de la Ventana, que contara con una gran afluencia turística. Debido a esto es que se genera una confusión con la entrega de la correspondencia, ya que el nombre Sierra de la Ventana figuraba en dos establecimientos comerciales y en la estación (actual Saldungaray).

Por lo tanto, el Ministerio de Obras Públicas de la Provincia de Buenos Aires, el 16 de septiembre de 1912 autoriza el cambio del nombre de la estación Sauce Grande por el de Sierra de la Ventana, y la estación que llevaba hasta ese momento dicho nombre es cambiado por el del dueño de las tierras aledañas a la estación, el Sr. Saldungaray.

La obra de típico estilo ingles, que diera origen a gran parte de la historia de la región es hoy en día un museo implícito a la vista del visitante. Resguarda en su interior, parte de lo que originariamente se le había asignado.
Entre tantas cosas de gran valor histórico podemos mencionar la farolería, los aparatos staff, el telégrafo, la campana original, el reloj, la caja fuerte, el botiquín de primeros auxilios, la balanza para 1000 kilos, etc.


Muy cerca del predio ferroviario de la Estacion se puede contemplar la maravilla arquitectónica del Puente Negro, es aproximarse a una época de esplendor, por sobre el paso serpenteante y somnoliento del Hueyque Leufú (Río Sauce Grande).

Construido a fines del siglo XIX, cuando el ferrocarril unía grandes distancias a través de obras faraónicas y de precisión, desarrolladas por capitales ingleses. Atestigua remanencias de esplendor en el sistema ferroviario nacional.


En cuanto a su decorado, sobresale la utilización de pinotea en techos, pisos, muebles y aberturas. Las cenefas brindan un toque del típico estilo, sobre la plataforma. Para los sedientos de la época, aun esta en su lugar el bebedero público.


Con respecto al piso que y habíamos mencionado anteriormente, es importante destacar la existencia, debajo de él, de un sótano de aproximadamente un metro de alto, con el fin de brindar respiración a la madera, a través de salidas con espirales externos de hierro hacia la plataforma.

En uno de los ambientes, asignado como Sala de Señoras, es posible encontrarnos con toda una pequeña muestra de fotos de la época. Entre ellas se destacan fotos del Ex Club Hotel de la Ventana, del Castillo Tornquist, el casco de las Vertientes, la Piedra Movediza y lugares de Mar del Plata, Necochea y la Plata.


Fachada principal de Estacion.



Dependencias de chapa frente a la estacion en lo que fue el inicio de la zona de cargas.


Detalle que fue algo dificil de encontrar ya que se encuentra escondido entre mucha vegetacion es la antigua entrada peatonal publico al anden sin molinete.


La entrada no poseia molinete originalmente y luego habia escalera que ascendia al anden.



Exteriormente se hallan otro cuerpo de baños de caballeros, el tanque de agua de 43000 litros, una farolería junto al baño y el pluviómetro. Además, se suman a la obra, dos casas de material y dos casillas para el personal de aquella data, frente al anden de parada. También, como parte de los ambientes que integran la estación, se encuentran los asignados (cinco ambientes) a la familia del Jefe de Estación. Otros ambientes son la oficina del jefe, la Sala de Caballeros, la Sala de Damas, la Sala de Encomiendas y dos Baños.



Entrada al anden y baños publicos aislados.


En lo referente al ramal, podremos distinguir dos desvíos hacia la playa de estación, en la cual encontraremos dos vagones altamente deteriorados y dos galpones concecionados a privados para otros fines.

Resulta doloroso la ausencia de otras cosas que formaron parte de ella, así por ejemplo, una placa colocada en el exterior sobre la plataforma, donde hallábamos en ella, la altura sobre el nivel del mar en que se encuentra ubicada esta estación.





Anden principal y vias hacia proxima estacion Saldungaray.



Punta de anden y vista hacia Estacion y "Puente Negro".



Detalle del edificio de los baño y puerta de lo que fue el de Damas.


A modo de recuerdo de pasados gloriosos, se ha preparado un museo permanente de todas las señales disponibles en el predio originales.


Todo es cuidado a la perfeccion.



















El pequeño pueblo y su tranquilidad absoluta a la madrugada.





Vias hacia "Puente Negro" y proxima estacion Peralta.




Entrada lateral al anden y oficinas del jefe.


Las rejas de madera originales todavia protegen y delimitan lo que fue el patio de las oficinas y casa del jefe.


La calle principal que termina en la estacion y su tentadora tranquilidad.


Don Diego Meyer,  pionero de   Sierra de  la Ventana,  tuvo la  visión  de  crear una cancha de golf en tan magnífico  paisaje  serrano  potenciando  su  futuro turístico con el  deportivo. Con el apoyo de un grupo de vecinos se dio vida a esta idea. Se obtuvo en préstamo unas 35  has., pertenecienteal sector el  casco de  la Estancia " El Retiro " propiedad de Meyer, y ubicadas   un  par  de  cuadras  de  la  Estación  del  Ferrocarril del Sur  de  la  localidad.

Con la participación del Ing. Edgard Graham (de Ferrocarril del Sud) y el profesional Don Pedro Churio,  se  comenzó  con  el  trazado de  los  primitivos  9   hoyos,   aprovechando el   arroyo    San    Bernardo    para    el   diseño    de    los   mismos    en    el    año   1936.

Posteriormente  la  famila  Meyer  - Lavalle  encomienda   a   la   firma   Lodestar   SA.   la urbanización de lo que hoy es el Barrio Parque Golf, con la subdivisión  de  480  lotes,  su forestación  y el  trazado de las calles. La firma, por su parte, se compromete  construir  el  Club House y a  ampliar la cancha con  9  hoyos  más.  Si bien  el Club  House  no llegó a realizarse,  en el año 1951 se inaugura  la  ampliación  de  la  cancha  a  18  hoyos  con la diagramación    y   dirección   del   Ing.  Koontz.

El Club adquiere su mayoría de edad en el año 1950, cuando  se  inauguran los  18 hoyos reglamentarios y se firman las escrituras en el año 1983,  por  lo que el  predio  de 63  has. pasa   a  pertenecer  al  Golf Club  de  Sierra  de  la  Ventana  (entidad  sin  fines de lucro), dándole  al  Campo  de  Golf  el  nombre de "  Diego N. Meyer "   presidente   del   club   y nieto   del    donante    de    las    tierras.


En la actualidad asi se encuentra aquel bellisimo edificio.



Ya alejandonos de la estacion de Sierra de la Ventana pasando por el nombrado"Puente Negro" conmo viajando hacia Peralta seguimos camino que solo en bicicleta se puede acceder, por el viejo terraplen construido por el F.C.S. y sus "bocas", pasajes, puentes o desagues de la montaña de tan particular belleza de la ingenieria de princpio de 1900.


Los mismo se encuentran aislados en las desoladas sierras.


Primitivo camino que sigue paralelo al terraplen que se pierde en las sierras y luego se forma en sendero.



Siguiendo camino nos encontramos con un primitivo nomenclador de limite de predio ferroviario con las siglas F.C.S. (Ferrocarril del Sud) en el medio de la nada.





La perfeccion en todo sentido de las construcciones inglesas aunque este alejado de quien pueda admirarlos...


Ya alejados de el predio ferroviario de Sierra de la Ventana se apodera de nosotros la profunda desolacion.




Trabajo Monográfico sobre la Estación de Sierra de la Ventana. Realizado en 2002. Autor: Sergio Marto.